¿PLANTÓN O SEMILLA?

Cuando queremos plantar en nuestro jardín o en nuestro mismo patio, quizás lo más económico sea elegir semillas, pero sembrar semillas, cultivarlas o germinarlas, supone un proceso que no todos están dispuestos a realizar. Por ello, cuando vamos a cultivar podemos entrar en una disyuntiva: ¿plantón o semilla?

Para muchos amateurs es posible que nunca hayan oído hablar de plantones ¿qué son los plantones? ¿para qué sirven?

Los plantones poseen la ventaja de estar desarrolladas, es decir, la semilla se encuentra ya germinada y crecida. Lo único que tenemos que hacer es trasplantarla a nuestro módulo bancal. Aunque el plantón sigue siendo algo menos económico que las semillas, lo cierto es que los resultados en nuestro huerto urbano son inmediatos y para aquell@s que buscan la rapidez y sencillez, es un método muy recomendable.

¿Cómo sembramos los plantones?

1. Preparamos la planta: eliminar las raíces que se encuentren en mal estado y aquéllas que sean demasiado largas o no se puedan desenredar.

2. Realizamos hoyo de un tamaño suficientemente grande que facilite el correcto desarrollo del platón. Es aconsejable regar la tierra antes de colocar el planton en el hoyo.

3. Cuando coloquemos el plantón en el hoyo de nuestro módulo, debemos enterrarlo hasta el cuello de la raíz, es decir, enterrar hasta la zona intermedia entre la raíz y el tallo.

4. Comprimir la tierra suavemente a la vez que se va trasplantando.

5. Regar 3 o 4 veces a la semana, evitando el exceso de humedad o sequedad.

A continuación, os mostramos las ventajas e inconvenientes que presentan cada uno:

PLANTÓN

- Facilidad de su cultivo.

- Económico pero no tanto como las semillas. Para nuestro huerto urbano es una opción muy recomendable, ya que es muy sencillo de plantar y nos ahorramos tiempo y trabajo (obtención de la semilla, conservación, germinación y cuidados iniciales para su desarrollo).

-  Una vez adquiridos, solo tendremos que colocarlos en nuestro módulo.

-  Huerto asegurado: evitamos los posibles fracasos que surgen en el proceso de germinación de la semilla.

 SEMILLA

-  Proceso laborioso que requiere mayor tiempo y paciencia, que es el tiempo de germinar la semilla y transformarse en platón. 

-  Hacer germinar nuestras semillas y verlas crecer aporta mayor valor personal a nuestro módulo.

 - Más económico que usar plantón.

 

Entonces, os preguntaréis ¿qué elijo? Pues concretamente no existe una respuesta correcta, todo va a depender de vuestras preferencias así como de vuestros objetivos. Si queréis rapidez y sencillez lo más correcto es adquirir plantones; si buscáis retos y satisfacción lo recomendable es usar semillas y germinarlas. Cada huerto es un mundo y por ello la opción que escojáis va a ser la que mejor se adapte a vuestro huerto urbano. Lo importante es cultivar nuestros propios alimentos y y reducir lo máximo posible nuestra huella en el medio ambiente, así que ponte manos a la obra y !únete a la revolución de los huertos urbanos!

♻️ Tienda online ♻️

Regresar al blog

Deja un comentario

1 de 3