MANUAL DE LOMBRICOMPOSTAJE DOMÉSTICO

Una vez montada tu Lombricompostera, únicamente ha de colocarse cada bandeja en su posición: en la base, el compartimento recolector de humus líquido, y arriba los dos compartimentos recolectores de humus sólido y la tapa superior.

Antes de comenzar:
Lo más cómodo en la primera etapa es guardar aparte un compartimento recolector de humus y comenzar con sólo dos niveles. En el punto 6 aprenderás cómo continúa el ciclo una vez que se llena el sólido.

 

Screenshot 2021-07-25 at 15.26.34.png

 

RECOMENDACIONES PARA UN HÁBITAT ÓPTIMO

  1. Crear un lecho: 5cm de trozos de cartón, papel de periódico, hojas o fibra de coco en el piso medio, donde comienza el proceso de lombricompostaje. Este lecho retiene la humedad y sirve también de reserva de alimento. El lecho ha de humedecerse bien (sin que llegue a gotear abajo) antes de instalar a las lombrices.

 

  1. Añadir el núcleo de cría: esparcir las lombrices por encima del lecho.

  2. Añadir la primera capa de alimento: es recomendable trocear o triturar el alimento para facilitar el trabajo a las lombrices y acelerar el proceso. Esta primera capa puede tener hasta 10cm de alto.

  3. Se recomienda el hábito de colocar un par de páginas de papel de periódico, rafia textil, hojas o paja cubriendo la capa de alimento para mantener la humedad y oscuridad y para evitar olores.

  4. Creación de capas: es recomendable ir creando pequeñas capas como la del lecho inicial (especialmente si se alimenta a las lombrices cuando aún no se han terminado la anterior capa) para mejorar la estructura de la mezcla y favorecer la oxigenación interior.

  5. Añadir el tercer nivel: cuando al cabo del tiempo el compartimento medio esté llegando a su máxima capacidad, se ha de dejar de alimentar, crear un nuevo lecho, cerrar el compartimento y montar el tercer compartimento añadiendo una primera capa de fruta. A partir de ese momento solo se debe alimentar a través del compartimento superior, para que las lombrices se sientan atraídas una vez hayan terminado el alimento del compartimento medio. Este proceso puede tardar semanas, incluso meses, dependiendo de la temperatura y cantidad de lombrices. En circunstancias normales el contenido del compartimento será vermicompost a los 3 meses y habrá alcanzado su total maduración a los 6 meses.

  6. Recolectar el compost: tras extraer el compartimento central pasado el período de maduración, se recomienda esparcir el compost sobre una loneta o similar para identificar lombrices o posibles restos de alimento no procesados y devolverlos al compartimento superior. En este momento el compartimento superior pasa a ocupar la parte central y el recién vaciado se coloca arriba para poder reiniciar el proceso.

Los tiempos de espera y recolecta se irán reduciendo a medida que incrementa la población de lombrices. El hábitat debe mantenerse húmedo –no empapado– y se deberá regar manualmente con pulverizador sólo si los alimentos suministrados no poseen suficiente contenido de agua.

 

OTRAS RECOMENDACIONES

Alimentos aptos para las lombrices:

Bolsitas de té (sin grapa), café, pequeños restos de poda, frutas y verduras (evitando piel dura y cítricos), cáscaras de huevo trituradas, paja, papel y cartón.

En caso de utilizar estiércol es fundamental que esté maduro, de lo contrario la subida de temperatura que general el proceso inicial de descomposición sería letal para las lombrices.

Alimentos no aptos para las lombrices:

Carne, pescado, lácteos, cítricos y aceites.

Screenshot 2021-07-25 at 15.36.21.png

Humedad:

Se recomienda una humedad de entre el 70% y el 80%. Una humedad por debajo del 70% dificulta el deslizamiento de las lombrices así como la ingesta del alimento. Niveles inferiores al 55% o superiores al 95% serían letales para las lombrices.

PH:

Las lombrices se desarrollan en sustratos con un pH de entre 5 y 8,4. En la práctica, se recomienda compensar periódicamente con elementos más bien alcalinos (como las cáscaras de huevo) y evitar un exceso de alimentos ácidos (como el café).

Aireación:

Ha de encontrarse un equilibrio para garantizar la entrada de oxígeno sin resecar el hábitat de las lombrices. Si el goteo condensado al destapar el módulo es excesivo, deberá dejarse unos minutos abierto en el momento de introducir alimento.

Temperatura:

La rango ideal es de entre 15oC y 22oC, aunque la lombriz puede sobrevivir en temperaturas de entre 0oC y 40oC. Un hábitat protegido del sol directo y con una temperatura más o menos constante resultará en un mejor rendimiento.

Problemas y soluciones:

  • Ante el exceso de humedad deberá añadirse más materia seca, como paja, cartón, papel u hojas.

  • La presencia de hormigas es una clara señal de falta de humedad.

  •  Ante el mal olor o insectos se recomienda cubrir siempre los alimentos con

    hojas o una capa de cualquier otro material seco (siempre humedecido).

  • Es normal que algunas lombrices trepen por las paredes o tapa del

    compartimento y deberán revisarse las condiciones del hábitat sólo si la mayoría de ellas intenta escapar.

    USOS DEL HUMUS DE LOMBRIZ

    Frutales de hueso y pepita: adultos de 3 a 6 kg. Nueva plantación de 1 a 2 kg. Césped: plantación de 3 a 5 kg/m2. Mantenimiento de 100 a 200 gr. cada 6 meses. Hortícolas: aproximadamente 1 kg/m2 según variedades. También es recomendable añadir un puñado alrededor del cepellón a la hora de la plantación.

    Flores y ornamentales: aproximadamente 500 gr/m2 según variedades.

    Estas cantidades son orientativas, pudiendo aumentar o disminuir la dosis en función de la riqueza del sustrato en el que se aplique. No hay ningún cultivo agrícola en el que la utilización de humus de lombriz esté contraindicada y no existe riesgo de sobredosificación.

    BENEFICIOS DEL HUMUS DE LOMBRIZ

    Beneficios físicos: mejora la aireación y capacidad de retención de agua y nutrientes. Mejora la capacidad de germinación de las semillas y reduce la erosión del suelo.

    Beneficios químicos: enriquece el suelo de materia orgánica y minerales esenciales, promoviendo la asimilación de los nutrientes por parte de las plantas.

    Beneficios biológicos: reduce el shock biológico postransplante y favorece la formación de micorrizas. Aumenta la flora microbiana y la resistencia de las plantas a plagas y enfermedades.

 

APLICACIÓN DEL HUMUS LÍQUIDO DE LOMBRIZ

El humus líquido de lombriz es un excelente fertilizante líquido para diluir en agua y suministrar a las plantas o cultivo. Es un activador y protector de todas las plantas en crecimiento y en primera fase de floración, en cualquier época del año.

En plantas de exterior se aplican directamente al suelo de 30 a 50 ml por litro de agua, hasta una vez cada 15 días.

Aplicación foliar: de 50 a 100 ml por litro de agua. No pulverizar en las flores.

Regresar al blog

Deja un comentario

1 de 3