CONSEJOS PARA INICIARTE EN EL MUNDO DEL HUERTO URBANO

Los inicios no siempre son fáciles, por ello te aconsejamos una serie de 10 trucos para iniciarte en el mundo del cultivo urbano. Los principiantes en la huerta o jardín se pueden frustrar al inicio por diferentes motivos, siendo el principal la dificultad para hacer crecer las plantas como ellos esperaban o la llegada de incómodas plagas que podrían afectar al cultivo. En este artículo vamos a ofrecerte una serie de consejos para que te vaya mejor en tu próximo proyecto huerto urbano, en tu misma terraza, en tu patio o tu salón.

 

1. EMPIEZA POCO A POCO
Para conseguir buenos resultados es recomendable empezar poco a poco e ir conociendo las plantas y cultivos que se nos den mejor para sentirnos más cómodos y menos abrumados. Si este es tu primer año en la huerta de verano, te aconsejamos plantar tomates, pimientos, cebollas o lechugas. Estas especies son fáciles de cultivar, su cuidado debe ser continuo pero no requiere mucho esfuerzo. Es aconsejable acostumbrarse a las necesidades de cada planta, pero en general debemos mantener nuestro Módulo de Cultivo sin regar demasiado pero tampoco seco y bien abonado
 Iniciar el mundo del huerto urbano

Nuestro consejo es comenzar con cultivos rápidos y con pocas plagas como son los cultivos de hojas, las lechugas o raíz de rabanito. También otra buena idea es el cultivo de tomates, esta fruta es ideal para combinarla con nuestras lechugas, también para hacer mermelada. Por ello, el tomate es de obligada plantación, tanto por sus beneficios nutritivos como por su facilidad de cultivo. También aconsejamos pimiento de padrón, aunque su gusto puede ser exclusivo de los paladares más especializados, sus beneficios son más que sobresalientes. Con estas 3 plantas deberías tener más que suficiente para empezar y realizar unas recetas 100% nutritivas y ecológicas. 

Como sabemos, no hay nada mejor como la comida casera y más si procede directamente de nuestra propia cosecha. Al ser ecológica, su textura y su sabor cambian totalmente a lo que muchos están acostumbrados. Los tomates tienen un sabor fuerte y jugoso, las lechugas tienen un tacto y sabor muy superior a lo convencional. En definitiva, ¡no hay nada mejor como producir nuestras propias verduras!

2. PLANTA DE TEMPORADA

Si quieres encontrar el éxito de tu plantación es necesario conocer las condiciones locales, pues es uno de los elementos más importantes para tu huerto y determinará qué puedes plantar y cuándo. Por ejemplo, si vives en una zona de norte donde las temperaturas son bastante bajas en invierno, es aconsejable plantar cultivos que estén aclimatados a ese lugar y variedades de temporada corta. En el sur de España, con un ambiente más cálido, se plantarán vegetales de temporada mucho antes que en otras zonas del norte más gélidas. Nuestro consejo es preguntar a hortelanos de la zona o pasearse por zonas de huertos para saber qué sembrar en cada temporada.

Por ejemplo, siguiendo con el tomate: Necesita una temperatura de unos 20 a 35 ºc, por lo que es aconsejable empezar su plantación en primavera después de la última helada.

3. PLANTA LO QUE TE GUSTA COMER

Al comienzo te aconsejamos plantar lo que más te guste, ya que el cuidado de tu maceto huerto te llevará menos trabajo. Si te gustan las verduras de hoja, es muy reconfortante saber que en unas semanas podremos estar degustándolas en nuestra mesa y lo más importante: cultivadas por nosotros mismos.

                   ESPACIO VITAL DE CADA PLANTA

4. PRESTA ATENCIÓN AL ESPACIO VITAL DE CADA PLANTA

Existen muchos agricultores cuya prioridad es aprovechar el espacio disminuyendo la distancia entre semilla y semilla. Esto provoca a veces que la planta no disponga del espacio suficiente para su desarrollo. Cada planta, necesita un espacio vital tanto en profundidad como en altura, que debe ser respetado para su correcto crecimiento. Además, una de las cuestiones más importante es que cada planta tenga también la luz necesaria y la profundidad suficiente para que expanda sus raíces, de manera que no exista disputa entre unas y otras. El Bancal de Cultivo cuenta con 20cm de profundidad, el mínimo para la gran mayoría de las hortalizas. Pensando en árboles frutales o plantas de raíz profunda, el Módulo de Cultivo está diseñado con 50cm de profundidad y el mismo sistema interno de drenaje.

 

5. UTILIZA ACOLCHADO

¡Muy aconsejable! Las malas hierbas pueden suponer una frustración para nosotros los agricultores urbanos, ya que crecen rápido, pueden robar y ahogar nutrientes de nuestros herbáceos.  En lugar de tener que retirar las adventicias manualmente, aplicando una buena capa de acolchado o mulch (e.g. hojas secas, paja) evitamos directamente que las semillas no deseadas que hayan podido aterrizar en nuestra tierra lleguen a germinar

Dicho esto, las malas hierbas ¡no se tiran!, y te preguntarás “¿por qué?”. Las malas hierbas, una vez cortadas, aconsejamos depositarlas sobre la tierra que estemos cultivando ya que aportan numerosos beneficios, como retención de la humedad, disminución de la erosión o aportación de nutrientes a través de su descomposición en la superficie a medio plazo. En el mundo anglosajón, esta técnica se conoce como chop and drop.

6. HAZ UN DIARIO DE LA HUERTA

En nuestra opinión, no debemos fiarnos de nuestra memoria y es aconsejable hacer un boceto de nuestro huerto urbano. Tan sencillo como dibujar la superficie de nuestros contenedores y dividirlo en varias partes, para poder ir registrando a lo largo del tiempo lo que hemos plantado en cada sección en cada temporada

También es importante tener una lista de plagas que nos afectaron y qué tratamientos naturales surgieron efecto y los que no (como el uso de ceniza para protegernos de los caracoles, algo de lo que hablaremos más adelante en el blog).

Además, también es una muy buena idea etiquetar cada planta en nuestro módulo, para saber qué semillas hemos colocado en cada hueco, ya que algunas semillas tardan en germinar y se nos puede dar el caso de olvidarnos qué hemos plantado.

7. FAMILIARÍZATE CON TUS PLANTAS 

No hay nada como ver crecer tus plantas, cuidar una semilla de tomate hasta que nace el primer brote, por ello, para evitar cometer un grave error nos debemos familiarizar con el aspecto de las plantas que sembramos para evitar arrancarlas pensando que son malas hierbas, ¡conócelas!

Si no la conoces, en viveros locales donde comercialicen plantones ya germinados también puedes ver el aspecto de cada variedad en sus estadíos tempranos.


8. REPARA EL SUELO

Un suelo sano hace que las plantas sean saludables y cada año debemos aportarle los nutrientes que necesitará nuestro cultivo mediante abonos 100% naturales. Existen varios productos que podemos aportar al suelo como el estiércol curado (siempre que nos sea posible), compost o humus de lombriz. Al final de cada temporada, si no preveemos usar el espacio en cuestión, podemos plantar un cultivo llamado cultivo de cobertura, que nos proporcione abono en verde para el próximo año.

 

IMG_1331.png

 

9. ¿FLORES?

Un punto muy a tener en cuenta son las flores, ya que si queremos que nuestras plantas produzcan verduras o frutas es muy útil atraer polinizadores como las abejas, los sírfidos, avispas etc. Para ello necesitamos flores, siempre es bueno tener alguna margarita, que suelen resistir bien.

 

10. REGAR SOLO LO NECESARIO

Como sabemos, el agua es vida, pero en abundancia puede traernos perjuicios en nuestro cultivo. Recomendamos aplicarla en su justa medida, ni regar poco porque las plantas no crecen y no producen, ni regar mucho ya que puede ahogar la raíz y generar enfermedades en la misma. Si no ha llovido, es aconsejable hacer un riego profundo una vez a la semana y el resto de la semana regar superficialmente en días alternos.

Es aconsejable regar las plantas por la mañana o al atardecer, así evitamos los cambios bruscos de temperatura, que pueden ocasionar estrés y hacer que los frutos se estropeen. Es importante regar las plantas desde la base y no desde arriba, evitando mojarlas hojas pues así prevenimos diversos tipos de hongos.

 

Equipo Urban Green Club

Nuestra misión es acelerar la transición a la sostenibilidad en las ciudades a través de los huertos urbanos. Somos un grupo de expertos en agroecología y una red de voluntarios endistintos puntos de Andalucía. Prestamos servicios profesionales y lideramos actividades de concienciación medioambiental

https://www.urbangreenclub.com

 

Regresar al blog

Deja un comentario

1 de 3